937071570
  722610170


Terrassa amplía la brecha con Badalona como tercera ciudad de Catalunya

Agosto 12 de 2019

La comparativa de cifras de población entre Terrassa Badalona a principios de año se ha convertido en un clásico recuento de marcadores al final de un partido de baloncesto. A lo largo de la última década, la cocapital vallesana se fue acercando demográficamente a la hermana grande del Barcelonès Nord, y el año pasado la superó y se colocó como tercera ciudad más poblada de Catalunya. La crónica de un sorpasso anunciado que Terrassa ha consolidado, según los últimos datos del Idescat.

Acorde con los datos oficiales de padrón municipal aprobados por el organismo estadístico y publicados este mes de enero, Terrassa tenía el pasado año 218.535 habitantes, por los 217.741 de Badalona. Ambas localidades han experimentado un crecimiento de alrededor de 2.000 personas. De hecho, en el Vallès han llegado hasta las 2.107, mientras que la ciudad vecina a Barcelona se ha quedado algo por debajo: 1.893.

Ambas localidades se han desprendido del lastre de la crisis y parecen poner velocidad de crucero en su aumento demográfico, de la mano de la reactivación del sector inmobiliario. Pero Terrassa parece poder ofrecer una marcha más: si el pasado año la diferencia entre ambas era de apenas 600 vecinos y vecinas, en el 2019 los datos confirmados amplían dicha cifra aproximadamente hasta las 800.

“Hay menos de mil habitantes de diferencia entre la una y la otra, y para ciudades tan grandes es una cifra anecdótica. En Badalona es cierto que en los últimos años la población ha ido bajando muy levemente; llegamos a tener casi 221.000 habitantes en 2012”, señala el alcalde de Badalona, Álex Pastor. No obstante, Pastor recuerda que hay varias zonas del municipio en pleno auge, como el canal del Gorg y la zona que rodea al puerto.

“Estamos en pleno proceso de transformación del barrio del Gorg, donde se está construyendo el nuevo hotel, y varias promociones de viviendas, y se espera que en los próximos años se instalen en esa zona unas 9.000 familias. Eso hará que el centro de la ciudad se desplace un poco más hacia Barcelona, ya que ese será un punto muy atractivo para turistas, familias y vecinos”, añade Pastor. A largo plazo, además, destaca el desarrollo del sector de las Tres Chimeneas, donde, avanza, posiblemente Badalona también vea aumentado su espacio.

En cualquier caso, el debate, que no supone ninguna implicación real para el municipio ni su población, más allá de lo simbólico, llega al mismo punto de siempre: Badalona, igual que Barcelona, se encuentra limitada por el mar, la Serralada de Marina y otras poblaciones colindantes. En cambio, Terrassa sigue teniendo más margen de crecimiento a su alrededor, lo que probablemente acabará decantando la balanza de forma definitiva en favor del Vallès. Y más si la gentrificación actual desde la capital no se detiene.

La comparativa de cifras de población entre Terrassa Badalona a principios de año se ha convertido en un clásico recuento de marcadores al final de un partido de baloncesto. A lo largo de la última década, la cocapital vallesana se fue acercando demográficamente a la hermana grande del Barcelonès Nord, y el año pasado la superó y se colocó como tercera ciudad más poblada de Catalunya. La crónica de un sorpasso anunciado que Terrassa ha consolidado, según los últimos datos del Idescat.

Acorde con los datos oficiales de padrón municipal aprobados por el organismo estadístico y publicados este mes de enero, Terrassa tenía el pasado año 218.535 habitantes, por los 217.741 de Badalona. Ambas localidades han experimentado un crecimiento de alrededor de 2.000 personas. De hecho, en el Vallès han llegado hasta las 2.107, mientras que la ciudad vecina a Barcelona se ha quedado algo por debajo: 1.893.

Ambas localidades se han desprendido del lastre de la crisis y parecen poner velocidad de crucero en su aumento demográfico, de la mano de la reactivación del sector inmobiliario. Pero Terrassa parece poder ofrecer una marcha más: si el pasado año la diferencia entre ambas era de apenas 600 vecinos y vecinas, en el 2019 los datos confirmados amplían dicha cifra aproximadamente hasta las 800.

Terrassa, tercera ciudad de Catalunya

 

Una diferencia “simbólica” de 800 vecinos

“Hay menos de mil habitantes de diferencia entre la una y la otra, y para ciudades tan grandes es una cifra anecdótica. En Badalona es cierto que en los últimos años la población ha ido bajando muy levemente; llegamos a tener casi 221.000 habitantes en 2012”, señala el alcalde de Badalona, Álex Pastor. No obstante, Pastor recuerda que hay varias zonas del municipio en pleno auge, como el canal del Gorg y la zona que rodea al puerto.

“Estamos en pleno proceso de transformación del barrio del Gorg, donde se está construyendo el nuevo hotel, y varias promociones de viviendas, y se espera que en los próximos años se instalen en esa zona unas 9.000 familias. Eso hará que el centro de la ciudad se desplace un poco más hacia Barcelona, ya que ese será un punto muy atractivo para turistas, familias y vecinos”, añade Pastor. A largo plazo, además, destaca el desarrollo del sector de las Tres Chimeneas, donde, avanza, posiblemente Badalona también vea aumentado su espacio.

En cualquier caso, el debate, que no supone ninguna implicación real para el municipio ni su población, más allá de lo simbólico, llega al mismo punto de siempre: Badalona, igual que Barcelona, se encuentra limitada por el mar, la Serralada de Marina y otras poblaciones colindantes. En cambio, Terrassa sigue teniendo más margen de crecimiento a su alrededor, lo que probablemente acabará decantando la balanza de forma definitiva en favor del Vallès. Y más si la gentrificación actual desde la capital no se detiene.

Por detrás de Badalona y Terrassa, como quinto municipio catalán en población, continúa Sabadell, la otra gran ciudad del Vallès, que ha crecido hasta las 211.734 personas, unas 1.800 más que el año anterior, pero todavía 6.000 habitantes por debajo de Badalona. En el lado contrario del ranking, L’Hospitalet se sitúa segunda ciudad catalana con 261.068 personas, 3.700 más que meses atrás.

Aunque la capital catalana se mantiene con diferencia como la ciudad con más población de Catalunya, es la única de entre las grandes urbes del territorio que no puede presumir de crecimiento este 2018. Barcelona ha perdido algo más de 400 vecinos y vecinas en los últimos meses, según el Idescat; una cantidad insignificante que apenas varía la monstruosa cifra de 1.620.000. Pero que resulta destacable, teniendo en cuenta el ritmo de crecimiento demográfico que han alcanzado las ciudades del área metropolitana, y otras grandes metrópolis como Madrid, que es la localidad que más ha crecido.

 


MARCET FINQUES Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2019 marcetfinques.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co